NUEVO: Pulsa sobre el nombre de cada cámara para verlas a gran tamaño
Si usas Tablet para ver esta web, te recomendamos que la coloques en horizontal
  

Noticias

Grid List

Dos cementerios de la provincia de Cádiz, el de Olvera y el de Villaluenga, se encuentran entre los diez finalistas que optan a conquistar el honorífico título del "cementerio más bonito de España 2017", una iniciativa que ha puesto en marcha la revista digital Adiós Cultural y cuyas votaciones permanecerán abiertas hasta el próximo 30 de septiembre.

La playa Victoria de Cádiz figura entre los 5 destinos favoritos por los españoles para pasar sus vacaciones durante el mes de julio, según las votaciones realizadas por Playea.es, uno de los principales portales web especializados en destinos de playa. Otras cinco localidades gaditanas también aparecen de forma destacada en este ranking.
 

Conil se convirtió en la localidad de la provincia de Cádiz con más ocupación hotelera durante el pasado mes de junio. En este municipio, según datos de Horeca, la federación de empresarios de hostelería de la provincia gaditana, la ocupación alcanzó el 94,57 por ciento. A nivel provincial, este índice llegó durante el mes de junio  al 81,62 por ciento, lo que supone un incremento de 1,2 puntos con respecto al mismo mes del pasado año.

Vejer y Grazalema no sólo forman parte ya del exclusivo club de los pueblos más bonitos de España, sino que también han pasado a engrosar ahora la selectiva lista de los pueblos más bonitos del mundo tras superar una exigente auditoría. Según el portal web de la asociación ‘Los pueblos más bonitos de España’ las dos localidades gaditanas se suman a Mojácar (Almería), Pampaneira (Granada), Lucainena de las Torres (Almería), Frigiliana (Málaga), Zuheros (Córdoba) y Capileira (Granada).
 

A fondo

Grid List

¿Sabías que en la provincia de Cádiz, en especial en los pueblos de la Sierra de Cádiz, se elaboran quesos de renombre mundial y que tienen su origen en las ricas y singulares leches de razas autóctonas como la cabra payoya o la oveja merina grazalemeña?
Marcas como ‘Payoyo’, con sede en Villaluenga del Rosario;  ‘El Bosqueño’,  en El Bosque; ‘El Gazul’, de Alaclá de los Gazules, o ‘Pajarete’, de Villamartín, han logrado destacadas distinciones en la cita mundial del queso, la  World Cheese Awards.

¿Sabías que en la provincia de Cádiz, en la sierra del Pinar (Parque Natural Sierra de Grazalema), se encuentra una de las grandes reliquias naturales de Europa? Hablamos del pinsapo, un abeto que se localiza en altitudes superiores a los 900 metros.

El pinsapar de la Sierra de Grazalema está considerado como el mejor conservado del mundo y a la belleza de sus imponentes abetos une unas vistas privilegiadas. Para poder visitarlo es necesario solicitar permiso

¿Sabías que El Torreón, con una altitud de 1.648 metros, es el pico más alto de la provincia de Cádiz?  Localizado en la  Sierra del Pinar e integrado en la Sierra de Grazalema, El Torreón forma parte de las 8 grandes cimas de Andalucía. Entre los habitantes de este pico de roca caliza se encuentran cabras montesas, águilas y buitres.
Son varias las vías para ascender a El Torreón (se precisa permiso), desde el que en días claros se pueden divisar las dos grandes bahías de la provincia, la de Cádiz y la de Algeciras.

No cabe duda de que el viento es uno de los fenómenos meteorológicos que más rechazo produce en cualquier época del año y más aún durante el verano. Sin embargo, hay localidades, como Tarifa, que han sabido afrontar de frente lo que para muchos es un problema hasta convertirlo en un aliado.

El 5 de marzo de 1811 se vivió en este mismo escenario uno de los capítulos más importantes dentro de la Guerra de la Independencia Española, la Batalla de Chiclana, también conocida popularmente como la Batalla de la Barrosa, un combate en el que las tropas anglo-españolas derrotaron a las francesas de Napoleón. Hoy, tres siglos después, La Barrosa ha llegado a ser considerada en diversas plataformas digitales como "la mejor playa de España".
 

Situado en un privilegiado lugar, junto a la playa de La Caleta, en el extremo norte de Cádiz, se encuentra el castillo de San Sebastián, una fortaleza que comenzó a construirse en 1706 y que desde el 25 de junio de 1985 está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Situado en la plaza Manuel de la Puente, el Molino de Mareas El Zaporito es uno de los cinco que aún se conservan en San Fernando y uno de los 19 que se llegaron a localizar en los tiempos de mayor esplendor. Data del año 1721, bastante más tardío que en otros muchos lugares de la geografía andaluza, y su misión era aprovechar la fuerza de la mareas para mover las piedras con las que moler harina, trigo y otros cereales.
 

El Lunes de Quasimodo es una romería que cada año se celebra en Olvera el segundo lunes después del Domingo de Resurreción y en la que los lugareños se reúnen en torno a la ermita de Nuestra Señora de los Remedios (en la imagen) para dar gracias a la Virgen por las lluvias que pusieron fin a la prolongada sequía que se vivió en el año 1715.

No cabe duda de que uno de los pueblos más sorprendentes de la Sierra de Cádiz es Olvera. Y lo es por muchos motivos, algunos obvios y otros por cuestiones y circunstancias que no se repiten en otros puntos de la provincia gaditana.

Declarada Monumento Arquitectónico Artístico Rupestre e incluida en el itinerario cultural europeo ‘Caminos de Arte Rupestre Prehistórico’, la Cueva de las Figuras (Benalup-Casas Viejas) es uno de los tesoros mejor guardados y conservados de la comarca de La Janda.

En pueblos tan característicos y singulares como Vejer de la Frontera, innumerables son los lugares desde los que, pese a su lejanía, se pueden descubrir las aguas del Atlántico. Algunas de esas atalayas son los molinos, edificaciones sin las que no se puede entender la historia y la fisonomía de esta blanca población gaditana.

El amplio litoral gaditano da cobijo en su variado perfil a un sinfín de iniciativas náuticas, recreativas y pesqueras íntimamente ligadas al mar desde hace décadas, siglos. Colectivos que, en su gran mayoría, se encuentran enclavados en zonas que han jugado un protagonismo muy importante en la historia de la provincia, incluso de España, y que, además, destacan por su gran riqueza medioambiental. Este es el caso del Trocadero, lugar en el que se localiza la isla del mismo nombre.

Este paraíso del sur de la Bahía de Cádiz, en el que aún se adivinan las ruinas del Fuerte de San Luis, tuvo un papel muy destacado en la Guerra de la Independencia contra los franceses, viviendo su ocaso allá por 1823, cuando, en lo que se llamó la Batalla del Trocadero, sucumbió frente a los Cien mil Hijos de San Luis. Un episodio que, lamentablemente, tuvo entre sus fatales consecuencias la abolición de la Constitución de 1812.

En este amplio caño de aguas tranquilas, que viene a desembocar en la Bahía de Cádiz, se localiza uno de esos pequeños 'puertos' pesqueros que se muestran impasibles al paso del tiempo y que, alejado de los 'neones' de las grandes y modernas infraestructuras náuticas y pesqueras que se reparten a lo largo del litoral, representa la máxima expresión de un pueblo que no sabe vivir de espaldas al mar.

Localizado frente a las ruinas de la salina El Consulado, en plenas marismas, este colectivo pesquero da cobijo a las pequeñas embarcaciones de un número importante de pescadores que, ya sea en el caño o en la propia bahía, hacen efectiva una de sus mayores pasiones.

Un enclave único, casi desconocido por quienes nos visitan, que, sin lugar a dudas, cobra su máximo esplendor al atardecer, cuando el sol, kilómetros más allá, se esconde por la emblemática Caleta gaditana.

Asimismo, el Trocadero, integrado en el Parque Natural de la Bahía de Cádiz, es un lugar privilegiado para el avistamiento de aves, como son los casos de cormoranes, gaviotas, flamencos o garzas, entre otras muchas.

A escasos kilómetros de la franja litoral, en el corazón del Parque Natural de La Breña y Marismas de Barbate, se levanta en medio de una espectacular masa de pinares el Palomar de La Breña. Edificado en el siglo XVIII, esta construcción ubicada en el cortijo La Porquera (Barbate) jugó un papel destacado en las grandes travesías oceánicas, ya que en sus muros anidaban miles de palomas que, entre otras utilidades, tenían la de abastecer de carne a las tripulaciones que ponían rumbo a 'las Américas'.

Una población de palomas que, tal y como se aprecia en la galería fotográfica, se acomodaban en los 7.700 nidos (hornillas) de los que disponía esta edificación, lo que convertían al Palomar de la Breña en uno de los tres más grandes de Europa.

Aproximadamente, sus altos y anchos muros daban cobijo a unas 5.000 parejas de palomas torcaces, que cada tres semanas tenían entre uno y dos pichones, por lo que cada mes el palomar podía tener una población de 15.000 ejemplares.

No obstante, además de su importante valor como alimento, las palomas también eran claves para abonar los terrenos, ya que sus deyecciones, llamadas 'palominas', contienen nitrógeno y ácido fosfórico, lo que favorecía a cultivos exigentes como el tabaco o el cáñamo. Asimismo, su estiércol, una vez batido y extendido en el campo en tiempo de lluvias, evitaba que los cultivos se quemaran.

Por otra parte, las palomas contribuían a través de su excremento a la producción de salitre destinada a fabricar pólvora para los fusiles.

En definitiva, un papel fundamental para las grandes travesías marineras y los cultivos que completaban con sus tareas de mensajería.

En un aceptable estado de conservación, el Palomar de la Breña es una estructura sin tejado, presidida por un patio central desde el que se distribuyen los anchos y altos (11 metros) muros a través de estrechos pasillos en los que se localizan los nidos. Cada pasillo está rematado en su parte superior por tejas que hacen funciones de protección tanto de las lluvias como de potenciales predadores.

Anexo a un hotel rural, el Palomar de la Breña se puede visitar de forma gratuita.

Ubicada en la majestuosa Sierra del Endrinal, con unas privilegiadas vistas a una de las poblaciones más bellas de cuantas salpican la extensa Sierra de Cádiz, se localiza la Ermita del Calvario, templo cuyos orígenes barrocos se remontan al siglo XVIII.

Lugar de culto y recogimiento durante siglos para los grazalemeños, la ermita, al igual que otros templos de la localidad y de muchas otras poblaciones de la Sierra, fue saqueada e incendiada durante la II República. Un episodio del que aún ‘hablan’ sus gruesos y castigados muros y del que, desgraciadamente, ya no se volvió a recuperar.

Envuelta en un ambiente de cierta magia, la Ermita del Calvario es una de esas ‘huellas’ del pasado con las que a menudo nos sorprenden las sierras que conforman este privilegiado rincón de la provincia, por el que discurren multitud de senderos de baja, media y alta dificultad y por los que, si verdad se quiere conocer la Sierra de Cádiz, hay que ‘perderse’.

A la Ermita, que tiene en su arco de medio punto, hornacina y puerta de entrada a sus elementos más simbólicos, se accede por una pequeña calzada empedrada de poco más de 500 metros de longitud que parte de la carretera de acceso a la localidad y que también conduce a otro de los lugares emblemáticos de Grazalema, el Sagrado Corazón, popularmente conocido como El Santo.

En definitiva, una pequeña ruta, de dificultad baja, que nos permite adentrarnos y empezar a conocer un entorno, patrimonial y natural, de un gran valor y atractivo.

El tiempo

Cadiz Spain Clear (night), 23 °C
Current Conditions
Sunrise: 7:29 am   |   Sunset: 9:34 pm
73%     17.7 km/h     34.338 bar
Forecast
VIE Low: 23 °C High: 26 °C
SáB Low: 23 °C High: 25 °C
DOM Low: 23 °C High: 26 °C
LUN Low: 23 °C High: 25 °C
MAR Low: 21 °C High: 23 °C
MIé Low: 21 °C High: 25 °C
JUE Low: 21 °C High: 24 °C
VIE Low: 22 °C High: 24 °C
SáB Low: 22 °C High: 25 °C
DOM Low: 21 °C High: 26 °C

De la tierra

Grid List

Cuando llega la Cuaresma y la Semana Santa aflora gran parte de los tesoros de la repostería gaditana, elaboraciones de gran tradición que pasan de padres a hijos y que, sin lugar a dudas, son seña de identidad gastronómica y festiva de las distintas localidades.

Si hay un producto del litoral gaditano que merezca el calificativo de ‘bocado de dioses’, ese, sin lugar a dudas, es el atún rojo de almadraba. Capturado en las artes milenarias de Conil de la Frontera, Barbate, Zahara de los Atunes y Tarifa entre abril y junio, el atún rojo se ha convertido en uno de los productos más demandados por los grandes chef y restaurantes.
Su preparación es muy diversa y va desde las recetas más tradicionales, atún encebollado, con arroz o a la plancha, entre otras muchas; a las más recientes y de gran influencia japonesa, tartar, sashimi, tataky, etc. Platos que se elaboran con las 25 piezas distintas que se extraen en ese espectacular ceremonial de despiece llamado ‘ronqueo’. 
Si quieres introducirte en el universo de este exquisito producto te recomendamos que no te pierdas las rutas gastronómicas que, coincidiendo con la época de capturas, se celebran en Zahara de los Atunes, Barbate, Conil de la Frontera, Tarifa o San Roque.

Chiclana tiene la inmensa suerte  de contar en su territorio y en su gastronomía con uno de  los productos más sabrosos, generosos y aprovechados de cuantos existen. Hablamos del cerdo, protagonista de un sinfín de propuestas capaces de convencer a los más ‘incrédulos’. Hablamos del afamado chicharrón de Chiclana, un bocado de esos que dejan huella y que, sin lugar a dudas, engancha.
Si estás por Chiclana, no dudes en probarlo en compañía de un buen vino de la tierra, pero si aún no estás por aquí te ofrecemos la receta para que te animes y vayas haciendo boca.
Ingredientes para 1 kilo de chicharrones: 3 kilos de carne (recomendable que sea de papada) o en su defecto panceta de cerdo; 2 dientes de ajo; 2 cucharadas de orégano; 1 cucharada sopera de sal y 1 kilo de pella de cerdo o de manteca blanca.
Elaboración: Partimos la carne en trozos (hay que tener en cuenta que menguan con la cocción); echamos en una olla la pella o en su defecto la manteca blanca y cuando se derrita, ponemos la carne y el resto de ingredientes. Subimos el fuego y removemos frecuentemente Cuando la carne esté dorada (entre 45 y 60 minutos),la sacamos y escurrimos bien

Importantes y profundas son las huellas que los árabes dejaron en la provincia de Cádiz. Huellas que enriquecieron su cultura y que aún hoy día son muy visibles en su patrimonio, lengua, música y, cómo no, en su rica y variada gastronomía.
Ejemplo de ello es la afamada repostería de una de las localidades más bellas de la comarca de La Janda, Medina Sidonia.
En sus centenarios obradores se elaboran desde hace siglos dulces y pasteles que tienen su cuna en aquella época. Fórmulas maestras que a lo largo de todo el año conquistan a quienes las degustan y que son elaboradas a partir de productos de primera calidad y métodos artesanales.
Sin lugar a dudas, el máximo referente es el alfajor, producto que se elabora a base de miel pura de abeja, harina, avellanas, almendras, pan rallado y especias (cilantro, clavo, matalahúva, ajonjolí y canela). Un bocado sutil, con aromas a especias y un intenso sabor a miel y frutos secos.
También se le conoce como ‘alajú’, del término árabe ‘al-hasú’, que significa relleno, y cuenta con el reconocimiento de ‘Indicación Geográfica Protegida’.

Así lo vimos

Grid List

Un fin de semana de intenso sabor, con el aceite como principal pero no cómo único protagonista. Así podría definirse la II Feria del Olivar y el Aceite de la Sierra de Cádiz Olivera'17, que tiene como escenario la localidad de Olvera, donde buena parte de sus habitantes viven ya directamente del oro líquido más preciado, el aceite.
 

Chicharrones, secreto, pluma, solomillo, jamón, panceta, chorizo... Tan suculentos manjares son los protagonistas durante este fin de semana en El Bosque con motivo de la celebración de la I Feria del Cochino Ibérico, una cita en la que tendremos oportunidad desde ver un despiece de un cochino hasta degustar cualquiera de los productos mencionados anteriores. Todo ello, en la plaza de toros cubierta de El Bosque hasta el lunes, 1 de mayo.

La Semana Santa 2017 arrancó en Cádiz con temperatura agradable, pero con un fuerte viento de Levante, que incluso obligó a modificar el itinerario previsto inicialmente por las dos cofradías que iniciaban su recorrido desde extramuros.

GALERIAS DE FOTOS

Grid List