Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso del sitio web con partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Medina
Más de medio millar de figurantes, según fuentes oficiales, participaron este sábado en la recreación del Belén viviente de Medina Sidonia, una representación a la que asistieron miles de personas desde primeras horas de la tarde hasta bien entrada ya la noche.
 

 
Las numerosas escenas fueron representadas en diversas calles del conjunto histórico-artístico, que fueron engaladas para la ocasión. Para evitar posibles aglomeraciones, permitir verlo con tranquilidad y garantizar la seguridad, y como ya viene siendo habitual, el acceso se realizaba por grupos a través de una larguísima cola que a las cinco de la tarde, hora de apertura del Belén, alcanzaba ya los doscientos metros de longitud y que a las ocho aún era mayor, sobrepasando con crece ya la zona de las murallas.

La perfecta organización del evento contribuyó aún más a resaltar la belleza de un Belén viviente que, por méritos propios, se ha conseguido colocar no sólo entre los más visitados de la provincia, sino también entre los de mayor calidad.
 

 
En total, más de 60 escenas recorren con detalle la vida de la ciudad. Además del propio nacimiento, del campamento de los Reyes Magos, se representan los talleres de los artesanos, el campo de labranza, los labores de pastoreo, mercaderes, barbería, carnicería, verdulería, obradores, panaderías, etc.

Durante el recorrido, los visitantes tienen ocasión también de ir degustando, de forma totalmente gratuita, algunos de los productos que se elaboran en las diferentes escenas, desde tortitas hasta roscos, pasando por los buñuelos o el vino.

El Belén Viviente se inició este año en la calle San Francisco de Paula y transcurre por la Plaza del Llanete, Bohórquez, San José, Plaza de la Iglesia Mayor, Vicario Martínez, Calle Cilla y Arco de Belén.

La concejalía de Fiestas estima la participación en más de 500 personas, vecinos de la localidad, de todas las edades, las que participaron este año en el Belén dando vida a alguna de las ya tradicionales escenas: Palacio de Cirino, Zoco, Tratantes, Zapatería, Panadería, Carpintero, Matanza, Campamentos Reyes Magos, Palacio de Herodes, Especias, Huerteros, Molino de Aceite, Molino de Trigo, etc.