Provincial

Villaluenga del Rosario, Grazalema y Benaocaz son los grandes referentes de una modalidad deportiva y científica que en la Sierra de Cádiz, de la mano de las numerosas empresas de aventura o de la propia Federación Andaluza, pueden practicar desde los más pequeños hasta los más experimentados, la espeleología.

Una de estas cavidades propicia para dar los 'primeros pasos' es la Cueva del Susto (Macizo de Grazalema) , de poco más de 100 metros, a la que, después del derrumbe que se produjo hace varios años, se accede por un estrecho hueco y en la que destaca su sala-galería.

El fondo de esta cueva está constituido por el nivel freático origen del arroyo próximo, Arroyomolinos, que aporta agua a campos de cultivo y al propio embalse de Zahara.

Asimismo, otras de esas grutas de gran atractivo para los amantes de la aventura es la Garganta Verde, un lugar que ha sido 'amoldado' por el agua del Arroyo del Pinar, conformando espectaculares cañones. Localizada a cinco kilómetros de Zahara de la Sierra, llega a alcanzar una profundidad de 400 metros. Al fondo de la Garganta se puede disfrutar de la Cueva de la Ermita.

Ya en Benaocaz nos encontramos con el conjunto de simas de la Veredilla, formadas por 40 cavidades y en las que se han encontrado una importante cantidad de piezas de cerámicas fragmentadas.

De todas estas, la más destacable es la que se conoce como Cueva del Nicho, que con sus casi 300 metros de galerías y 35 de desnivel ha aportado el 60% del material de la Veredilla.

No obstante, si se trata de disfrutar de las grandes cavidades de la Sierra de Cádiz, Villaluenga del Rosario es el máximo exponente, con las simas de idéntico nombre de la localidad, El Cacao y El Republicano.

Respecto a la primera de ellas, es la más atractiva y visitada, con 250 metros de profundidad 'conquistados' y una longitud en el recorrido de sus aguas de 7 kilómetros.

No menos espectacular resulta la Sima de Cacao (130 metros de profundidad), localizada en la Sierra del Caillo, en pleno corazón del Parque Natural de Grazalema.

De ésta, destaca su impresionante cavidad de entrada, nada menos que un pozo de 80 metros de profundidad de una verticalidad absoluta, el más vertical de cuantos se localizan en la provincia de Cádiz.

A 45 metros del gran conducto se localiza la Sala GIEX, cuya gran colada es la formación más espectacular e impresionante de las existentes en la provincia.

Descubierta no hace mucho por exploradores del GIEX ,sorprende por la presencia de las 'perlas de las cavernas', llamadas así por la similitud en su proceso de formación con las ostras.

Igualmente espectacular tanto por su localización e interior resulta la sima de El Republicano, con más de 240 metros de profundidad.

A ella se accede a través de un pozo de unos 20 metros de profundidad. De manera frecuente, a lo largo de su recorrido se localizan zonas de agua embalsada,de aspecto cristalino debido a la carencia de sedimentos finos en casi toda la cavidad. Su gran reto, aún por superar, es el enorme sifón, de gran belleza.

El sifón de El Republicano es todo un reto para los llamados espeleobuceadores por su profundidad. De hecho hasta la fecha ninguno de los intentos de atraversarlo se han saldado con éxito.

En definitiva, grutas, cuevas y simas que, en proporción desigual por la siera, constituyen ese otro atractivo, sin lugar a dudas el más desconocido, de una comarca que también tiene un enorme potencial en sus espectaculares entrañas.