Algodonales

La historia de Cádiz, de su provincia, está muy ligada a ese elemento llamado agua. Fuente de vida que, si cabe, cobra mayor protagonismo en ese bello y espectacular territorio de nombre Sierra de Cádiz.

GALERIA DE FOTOS

 

Claro ejemplo de ello es Algodonales, ‘alado’ pueblo serrano (es referente internacional para los amantes del vuelo sin motor) que atesora en su casco una docena de fuentes que beben de los ricos manantiales de la Sierra de Lijar.

Aguas que a lo largo de los siglos han sido y siguen siendo fundamentales para sus habitantes,  y regadíos, y que tienen en la llamada Fuente del Algarrobo (también conocida como Fuente Baja) uno de sus elementos más destacados. De hecho, el caudal que la ‘hermana’ con la Fuente Alta nos abre las puertas de un sendero en el que se localizan esos rincones que hacen de Algodonales un lugar muy especial.

La Fuente Baja (cuenta con 12 caños metálicos dorados), además, está asociada al antiguo lavadero, lugar en el que antiguamente las mujeres lavaban la ropa de la familia y que servía de punto de encuentro en el comentar todo lo que ocurría en el pueblo.