¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Algodonales

Cada día son más populares los vídeos realizados con drones. Lo que no es habitual es ver grabaciones realizadas en interiores. Y mucho menos aún si se trata de una iglesia. Por ello, el trabajo realizado por DroneSierra Luis Alberto Bernal cobra un valor añadido, ya que nos muestra no sólo una forma distinta de ver nuestros monumentos, sino también descubrir un lugar emblemático de Algodonales, como es la iglesia de Santa Ana.


Se trata de una buena fórmula para dar a conocer el patrimonio de una localidad, como en este caso ha hecho Algodonales con su iglesia de Santa Ana, inaugurada en noviembre de 1874.

La iglesia de Santa Ana, sita en la plaza de la Constitución de Algodonales, es obra del arquitecto José Álvarez y fue inaugurado el 6 de noviembre de 1784, si bien tanto la portada principal como la lateral se añadieron posteriormente, incluyendo diseños barrocos del arquitecto Antonio Matías de Figueroa.

El templo cuenta con planta de salón, con tres naves, crucero y testero plano. Destaca su fachada principal, una de las obras más destacadas de su autor, con un gran arco de medio punto flanqueado por pilastras almohadilladas de orden gigante sobre las que dispone un sobrio frontón triangular rematado por una simulada balaustrada de piedra y pináculos apiramidados sobre basamentos.

Bajo el gran arco de medio punto se desarrolla el conjunto de la portada diseñada por A. M. Figueroa, en dos cuerpos de altura: el bajo, con rico arco mixtilíneo ribeteado por baquetones y molduras barrocas; a ambos lados presenta dos esbeltas columnas sobre zócalo, con fustes decorados con fajas y estrías y capiteles toscanos, sobre las que sitúa un dinámico entablamento con friso dórico adornado con triglifos y metopas. Y sobre él coloca el segundo cuerpo de la portada, con pilastras sobre ménsulas y frontón roto para dar cabida al remate, coronado por frontón triangular y pináculo. En este segundo cuerpo se centra una hornacina avenerada con el grupo escultórico de su titular, Santa Ana, con la Virgen niña.

También la portada lateral presenta una bella composición, aunque más sencilla, con arco de medio punto entre columnas y frontón triangular, todo ello flanqueado por pilastras pareadas.

El campanario es una reconstrucción de otro anterior, arruinado por los efectos del Terremoto de Lisboa de 1755, llevado a cabo entre los años 1790 y 1798 por otro importante arquitecto, José Echamorro. De considerable altura y esbeltez, está cmpuesta por un fuste cuadrado, decorado en su cara principal por aristas redondeadas y huecos enmarcados con rica ornamentación de perfil mixtilíneo, y en las caras laterales y posterior por pilastras con motivos geométricos. La parte superior la forman los cuerpos de campanas: el inferior de base cuadrada con huecos de medio punto entre pilastras pareadas decoradas con motivos polícromos, y el superior octogonal, con vanos de medio punto y chaflanes alternados. Todo ello queda rematado por un agudo chapitel de dos cuerpos, el inferior bulboso y el superior apiramidado, ambos con aristas reforzados por baquetones.

De su interior destacan sus retablos, y de entre ellos el de su Capilla Mayor, de factura neoclásica y con rica imaginería.

Digno de mención es su coro, ubicado a los pies del templo, con rica sillería y facistol, destacando el órgano con sobrio mueble neoclásico.

Fuente: datos propios y Wikipedia - Video: Dronesierra