Se puede decir que aquí, en Conil de la Frontera, comenzó todo, ya que fue en esta blanca y marinera  localidad de la costa de Cádiz  en la que se puso la primera piedra para sacar a la calle y dar a conocer las excelencias del atún rojo de almadraba.

 

Entre sus encantos, la jornada inaugural, que se inicia en la centenaria Chanca con un ronqueo y que se prolonga en la plaza de Santa Catalina, a los pies de la Torre de Guzmán, con una gran degustación. Evento gastronómico en el que este año tomarán parte 35 establecimientos y en el que podrás dar buena cuenta de tapas de sobresaliente ejecución.

Esta ruta, que arranca el día 3 de mayo, se prolonga hasta el 3 de junio en los establecimientos participantes y, además, propone un gran número de actividades complementarias relacionadas con el atún y su cultura.

Morrillo, tarantelo, ventresca, paladar, corazón, parpatana, hueva blanca, solomillo, descargamento, descargado, mormo y galete, entre otras muchas piezas (un total de 25), invaden de sabores y texturas platos que, más sofisticados o no, tienen su origen en la antigua cocina almadrabera y que son destacados protagonistas en los prestigiosos eventos gastronómicos que cada año se celebran en los pueblos almadraberos de Conil de la Frontera, Barbate, Zahara de los Atunes y Tarifa.

Si eres amante del atún de almadraba y de su cultura, te recomendamos este reportaje sobre la Cueva de las Orcas. Aquí te avanzamos un vídeo