Huevas aliñadas

Hay sabores y texturas que hablan de la costa de Cádiz. Bocados que, desde tiempos inmemoriales, inundan las barras de tapas y sin los que, como es el caso, no se puede entender la gastronomía de esta tierra de larga tradición pesquera.

Pollo a la canilla

El pollo a la canilla es una receta que comienza a hacerse popular en la segunda mitad del siglo XX y que en Cádiz acaba convirtiéndose en un plato típico del lugar. El amontillado, un vino del marco de Jerez, es el gran protagonista de este plato, al margen, claro está del pollo.

En muchas localidades de la provincia de Cádiz es un clásico, pero este plato tiene especial importancia tanto en Cádiz como en San Fernando, donde también se le conoce como bienmesabe. En los freidores es un clásico y uno de los más solicitados. Cuando lo preparemos, es importante que no quede aceitoso, por lo que podemos dejarlo reposar un par de minutos sobre papel absorbente antes de servir.

Aunque es un receta que se hace en numerosas localidades de Andalucía, lo cierto es que donde más arraigado se encuentra este plato es en Cádiz. Su elaboración es sencilla. Los chocos es la forma en la que se le conoce a la sepia. También puede hacerse con calamares e incluso con anillas de pota si no conseguimos el ingrediente principal de este plato. No obstante, en este caso su sabor no será tan intenso ni tan exquisito. Esta receta es para 4 personas