Olvera

Cinco

4. BARRIO DE LA VILLA

Sus calles blancas, estrechas y llenas de historia nos transportan siglos atrás, cuando la entonces Wubira estaba poblada por musulmanes. Laberíntico, casi anárquico, perderse en él es toda una experiencia, no en vano aquí han encontrado su inspiración artistas de medio mundo.