Cinco

3.- GRAZALEMA

 

En pleno corazón del Parque Natural al que da nombre, Grazalema nos regala uno de los entornos naturales más mágicos del sur de España. Un paisaje de agua en el que reina el pinsapo, en el que habita la Oveja Merina Grazalemeña y del que manan productos como sus afamados quesos artesanales o sus mantas. Sus calles, empedradas y encaladas, se antojan un auténtico remanso de paz por el que fluyen historias de bandoleros y que, si cabe, aumenta su magnetismo llegada la noche.