Provincial
Vejer y Grazalema no sólo forman parte ya del exclusivo club de los pueblos más bonitos de España, sino que también han pasado a engrosar ahora la selectiva lista de los pueblos más bonitos del mundo tras superar una exigente auditoría. Según el portal web de la asociación ‘Los pueblos más bonitos de España’ las dos localidades gaditanas se suman a Mojácar (Almería), Pampaneira (Granada), Lucainena de las Torres (Almería), Frigiliana (Málaga), Zuheros (Córdoba) y Capileira (Granada).
 
La entidad responsable de este reconomiento ha destacado a través de un comunicado que "tan sólo el 20 por ciento de los pueblos que solicitan la adhesión consiguen superar la auditoría para obtener el sello y el cartel de Uno de los pueblos más bonitos de España", una distinción que actualmente lucen ya Vejer y Grazalema.

El citado portal destaca, en el caso de Vejer, que se trata de "un bellísimo pueblo situado en lo alto de una esbelta colina, a 190 metros sobre el nivel del mar y a tan sólo diez kilómetros de la playa de El Palmar", destaca la entidad. Además, el portal ha recogido que "su estratégica situación hizo que Vejer fuese enclave de las más antiguas civilizaciones, que han dejado huella en su fisionomía" y declarado "Conjunto Histórico Artístico en 1976 y I Premio Nacional de Embellecimiento de Pueblos en 1978", siendo "un típico pueblo blanco de gran belleza monumental y paisajística". La asociación ha recomendado visitar su recinto amurallado y monumentos como la Iglesia Parroquial del Divino Salvador, el Castillo, el Museo de Costumbres y Tradiciones, o los molinos de viento.

En lo que respecta a Grazalema, la web de la asociación 'Los pueblos más bonitos de España' señala que se encuentra "en el corazón de la Sierra que lleva su mismo nombre y un pintoresco pueblo de casas blancas encierran siglos de historia y suyo casco histórico, declarado Conjunto Histórico, combina la típica arquitectura popular con una riqueza monumental que impresionará a cualquiera de los turistas que quieran deleitarse con un paseo entre sus estrechas calles". Además, es "famosa por sus tradiciones y sus gentes, y a partir del próximo año el encanto de sus fiestas y monumentos pasarán a ser conocidos a lo largo del mundo gracias a su acreditación como uno de los pueblos más bonitos de España".

Criterios de admisión

Los criterios de admisión de un pueblo están recogidos en la carta de calidad de la asociación. «Para unirse a dicha entidad un pueblo ha de solicitar en primer lugar el acuerdo del Pleno municipal o junta de gobierno. Una vez recibida esta solicitud por parte de la asociación se inicia el proceso de instrucción de la candidatura» valorando distintos criterios.

Entre ellos se encuentran tener una población menor de 15.000 habitantes y un patrimonio arquitectónico o natural certificado. Después de superar esos dos puntos se realiza una auditoría del pueblo por personal de la comisión de calidad designada a tal efecto donde se valorarán los aspectos especificados en la carta de calidad. Esto implica superar los criterios mínimos de calidad en aspectos tan variados como la limpieza, conservación de las fachadas, circulación de vehículos o si tienen o no un lugar destinado al aparcamiento de estos, el cuidado de las zonas verdes, el tratamiento de las insignias publicitarias y carteles, entre otros aspectos.

Una vez superada esta auditoría se emite el veredicto, que puede ser "positivo o positivo a condición de mejorar aspectos importantes en el pueblo o negativo». Si el veredicto es positivo «el pueblo será rotulado en sus entradas correspondientes como ‘Uno de los pueblos más bonitos de España’ junto al logotipo de la asociación" y a partir de ahí "tendrá el derecho de uso del sello".

Por otro lado, un pueblo puede ser "re-auditado en los siguientes años a su adhesión con el fin de que demuestre que continúa con una política en favor de los valores". Y por último, un pueblo puede perder la marca si "no sigue cumpliendo con los valores iniciales de la asociación o de su carta de calidad".