La provincia de Cádiz se está convirtiendo poco a poco en un autentico referente nacional en lo que a celebración de belenes vivientes se refieren. Varios de ellos ya tienen reconocimiento de interés turístico más allá de los límites de nuestra provincia, casos por ejemplo de Medina Sidonia o Arcos. Otros van escalando posiciones a pasos agigantados y cada vez reúnen a un mayor número de turistas en sus calles, caso claro de Ubrique. Incluso en pequeños rincones, como Benamahoma, el Belén Viviente cuenta con un gran arraigo y popularidad, lo mismo que sucede con Bornos o El Gastor,  localidad en la que se celebra desde 2005.

La provincia de Cádiz sigue de moda. Si en la costa la ocupación durante el verano alcanza cifras de récord año tras año, en el interior, y muy especialmente en la Sierra, los datos no le van a la zaga. De hecho, durante el mes de agosto, la provincia de Cádiz fue la que alcanzó un mayor porcentaje de ocupación hotelera, según los datos aportados por el portal turístico EscapadaRural.com

Más artículos...